Elástico: intersecciones entre weblogs y cultura libre

por Rubén Díaz | ZEMOS98

La contextualización con la que comenzaba José Luis de Vicente su charla lo situaba en una primera generación de periodistas digitales que fueron pioneros en los análisis del mundo digital con respecto a los medios de comunicación y miraron por primera vez los media desde una nueva perspectiva, influenciados fundamentalmente por el advenimiento de las publicaciones on.line en internet, como fue barrapunto, donde comenzaba a trabajar en 1998 cuando era muy pocas las publicaciones digitales. Más tarde empezaba a escribir en elnavegante de elmundo.es con una experiencia muy positiva y satisfactoria, principalmente por el alto grado de libertad con el que trabajaban.

Considera que ha vivido tanto los buenos como los malos momentos en el desarrollo que hasta ahora ha habido en relación a las posibilidades de internet como medio de comunicación, malos momento a veces en los que se pensaba volver a versiones analógicas de diarios electrónicos que no terminaban de arrancar bien cuando había una idea de ganar dinero en internet pero sin saber muy bien cómo.

Elástico.net

"Elástico no es un fanzine, ni una revista digital, ni siquiera un blog, es más bien la primera forma de comunicación nacida en el contexto de la cultura libre", asegura de Vicente, diferénciandolo de proyectos adjuntos de alguna manera como el de La petite Claudine (un ejercicio literario en formato blog que lleva a cabo Marta Peirano) o escolar.net (donde el músico y periodista Nacho Escolar) escribe sobre sus intereses personales en política. Así que el contexto en el que nace el proyecto es el software libre y los medios de comunicación alternativos, un proyecto "como proceso de investigación, vivo y colaborativo". Es interesante cómo retoma la idea que ya exponía Antonio Delgado en su charla «Blogs: una perspectiva del periodismo participativo al activismo social», cuando hablaba de la blogosfera "como una gran conversación". "Como un catálogo de obsesiones y fascinaciones", completa de Vicente, apuntando a BoingBoing como más significativa influencia. Experimento formal, medio de acción y, en definitiva, "un medio para desarrollar otros fines u objetivos que se sitúan fuera del blog, pero que forman parte del proyecto total".

Esa manera de exposición de las ideas, de braimstorming público o de "testeo intelectual" en que Elástico se desarrolla como cuaderno de notas para sus autores hace a José Luis de Vicente comparar el proyecto con la cultura del disc o video jockey, "madurando ideas en público".

Elástico mantiene un interés central en la crítica al modelo actual de propiedad intelectual, que "se está resquebrajando y hace falta hablar de ello, entre todos, productores, creadores, gestores, etc (...) Existe una preocupación por las nuevas necesidades prácticas de los creadores en relación a los límites legales de la propiedad intelectual"; de Vicente piensa que, sin duda, ha llegado el momento de redefinir los márgenes de la ley de la propiedad intelectual. Los proyectos derivados en relación a este tema son bastante conocidos y, sobre todo, muy prácticos:

- La traducción de la obra Free Culture (del fundador de las nuevas licencias Creative Commons, Lawrence lessig) al español de mano de Antonio Córdoba, que va a tener como consecuencia la publicación en muy pocos días de "Por una cultura libre" como subtítulo "Cómo los grandes grupos de comunicación utilizan la tecnología y la ley para clausurar la cultura y controlar la creatividad" (edición de Traficante de Sueños).

- La colaboración en el proyecto de adaptación de las licencias Creative Commons en España.

- La traducción del (muy didáctico) video "sé creativo", que se ha proyectado hasta en escuelas y facultades de negocios y economía.

Hacia la web 2.0

En una segunda parte de la charla mucho más visual, José Luis de Vicente se centró en la web 2.0, donde la idea es que no solamente los usuarios hablan entre ellos o con las máquinas, sino que las máquinas se relacionan y comunican con otras máquinas, se interrelacionan para crear nuevos contenidos. Si con la web 1.0 habíamos tenido páginas fundamentalmente estáticas y la web 1.5 trajo los contenidos dinámicos en formato blog o wiki, la web 2.0 es un paso de gigante hacia una nueva manera de entender la comunicación ligada a otros ámbitos.

Definió el RSS (Really Simple Sindication) de una manera muy gráfica: "es una manera de coger el vino y tirar la botella", para pasar a hablar de APIs, Tags o Folksonomía, con ejemplos como del.icio.us, 43 things o flickr. Más impactantes fueron los ejemplos de Housing maps o sobre todo el Chicago Crime Map: "arte y visualización de datos". Theyrule.net explica de manera visual de qué manera se crean las estructuras de poder en el capitalismo a través de esa capacidad de visualización de datos como disciplina o state-machine.org, que pretende explicar cómo funciona el sistema de contribución público en los partidos políticos de EEUU, utilizando diferentes fuentes de acceso público, visualizando datos y contrastando, comparando y analizando, con las interesantes conclusiones que va sacando el propio usuario. Más ejemplos: tenbyten.org, amaztype, music plasma, flickr color pickr o el potentísimo flickr related tag browser, un navegador que permite recuperar imágenes de la base de datos de flickr y relacionar las fotografía con palabras claves previamente asignadas por los usuarios de la web fuente.

¿Arte, diseño, periodismo de investigación? José Luis de Vicente lo tiene bastante claro: no le demos más vueltas, esto es comunicación. Lo que nos permite la interrelación entre la web 2.0 y la visualización de datos no es más que una nueva forma de expresión creativa, "un nuevo mosaico creativo que necesita una nueva ley de propiedad intelectual".