Criterios de una zelección

por Juan Freire
JPEG

galeria

No, no es la receta del último de uno de esos programas que se empeñan en encerrar a gente en espacios límitados y vigilados constantemente con cámaras. Aquí nos situamos detrás de las cámaras y no delante -ante el proyector de vídeo-, pero tampoco es una sesión exhaustiva del famoso tratamiento ludovico al que Alex de La Naranja Mecánica se vió sometido o algún experimento del expanded cinema.

Se trata ni más ni menos que del comité de zelección del festival audiovisual zemos98.5, que este año ha decidido hacer el visionado de los cortometrajes en la misma sala y con las mismas condiciones que las proyecciones oficiales del festival. Así, hemos podido observar los detalles de cada uno de los vídeos que han llegado al festival. Este año han sido más de 200 y todos han sido visionados -faltaría más-. Más de 40 horas de proyección continuada durante 4 días encerrados en una sala de proyecciones. Una sala con más de 200 butacas ocupadas por apenas 10 personas armadas con mantas y todo tipo de calentadores. Porque hacía realmente frío.

El proceso de visionado no es muy complejo. En primer lugar se separan los cortometrajes que han optado a las Ayudas FREAK de los que no optan. Este año se han visionado en primer lugar los que no optan a FREAK.
El comité ha estado formado por 5 personas de la Asociación Cultural comenzemos empezemos, 2 personas de la Agencia Audiovisual FREAK y una persona ajena a las dos organizaciones invitada al comité. Cada uno sumaba un voto.
Las valoraciones del comité siempre han girado en torno a conceptos como guión, idea, realización, resolución técnica, duración, apuesta narrativa, interés social, producción, música, edición, interpretación... una amalgama de ítems que han desembocado en la discusión y puesta en común. Y por otro lado tratando de no dejarte influir por el número de cortos que llevas vistos antes del que toca en ese momento.

Cada miembro ha expuesto los comentarios tanto positivos como negativos de cada una de las producciones llegándose a producir segundos visionados en más de una ocasión.

Con tantas producciones por delante, con tantas ilusiones demostradas en cada uno de los cortos, la base de datos con los comentarios de producción, los diferentes documentos y por supuesto las fichas técnicas han sido claves para poder conocer aún mejor las condiciones y los contextos de realización de cada cortometraje.

De la mayoría no teníamos referencias anteriores, pero de algunos tenemos la satisfacción de haber conocido sus anteriores trabajos, y de poder comparar con producciones enviadas en las anteriores ediciones del festival. Esto es algo muy gratificante porque tenemos la oportunidad de seguir la evolución de los productores, realizadores y guionistas y también de actores y actrices.

Aún así, lo importante de un visionado de estas características es que se conforma el eje vertebrador de todo un festival como es el nuestro, en donde la participación, está siempre por encima de la victoria y por supuesto de esa terrible fórmula que abunda en otros lugares parecidos al nuestro: "calidad técnica".

La importancia de un comité de zelección en un festival que no tiene jurado es precisamente esa, saber que la calidad no está en la técnica y que las cuestiones que se resuelven con el ingenio de la humildad son mucho mejores que las que se resuelven con el dinero. Y no estamos lanzando piedras sobre nuestro propio tejado, ni reivindicamos lo amateur como una verdad universal.

Simplemente, otro video es posible.