Storytelling en el net.art, Olia Lialina

por Alejandro del Pino
JPEG

galeria

En una segunda etapa, reutilizó las características y herramientas de los navegadores (barra de direcciones, barra de estado, texto alternativo...) como un elemento clave de sus narraciones.
Y en una tercera fase (en la que sigue película flash (diseñada por Auriea Harvey & Michael Samyn) hasta la reproducción de una acuarela de Masha Boriskina, pasando por diversos ficheros de vídeos (Marton Fernezelyi, Vika...), gifs animados (Mike Konstantinov) o documentos de texto (Roman Leibov, Edmund Yu...). Last Real Net Art Museum dispone además de un apartado en el que se especifican todos los ficheros utilizados en el diseño de la página (con la posibilidad de descargárselos), así como los enlaces a las distintas "urls" a las que se hace referencia.

Enmarcados en la tercera fase de su producción creativa, los trabajos más recientes de Olia Lialina recrean la estética y el espíritu de los primeros años de expansión de internet, antes de que la obsesión por la profesionalización y la normalización condicionara la evolución de la red. Hay que tener en cuenta que cuando la mentalidad profesional comenzó a extenderse por la web, se impuso una estética mucho más elegante, ágil y sofisticada (pero también más aburrida y homogénea) que eliminaba los elementos considerados demasiado amateurs (gifs animados, recursos ornamentales, imágenes de fondo...). En este sentido, Lialina recordó que la popularización de Macromedia Flash (un programa de desarrollo web que permite crear páginas dinámicas visualmente muy atractivas) ha generado un enorme cambio en el net.art. "En vez de explorar y repensar las potencialidades y limitaciones de internet y de la cultura digital, subrayó Olia Lialina, numerosas propuestas de net.art se han convertido en vanidosos ejercicios decorativos y superficiales (en muchos casos realizados con una clara intencionalidad comercial) que sólo pretenden demostrar la habilidad visual y/o técnica de su autor".

Frente a la obsesión actual por disponer de dominios cortos y fácilmente memorizables, la netartista rusa utiliza en Some Universe una dirección pretendidamente larga e ilegible: http://de708.teleportacia.org/ james.larin/stellastar/.

El objetivo de esta web es conservar y mostrar algunos de los fondos de pantalla de diseño futurista que proliferaron en Internet a mediados de los 90 y que, ahora, están en vías de extinción. A su vez, en su serie de cómic on-line Zombie & Mummy (http://www.zombie-and-mummy.org/), Olia Lialina lleva a cabo un irónico ejercicio de revival cibernético a partir de una reinterpretación de la estética kitsch del internet amateur, con su profusión de figuras ornamentales (botones animados, recursos visuales superfluos...), su extensa gama de colores y su desordenada variedad tipográfica. Los 19 episodios (más dos capítulos especiales) que, hasta el momento, componen este divertido trabajo de net.art parten de un esquema compositivo tan básico como sugerente: en un pequeño marco se inserta una historia de cómic de formato tradicional (dibujo en blanco y negro con seis viñetas) protagonizada por dos entrañables monstruos (Zombie y Mummy); de fondo, se aplican distintos estilos de diseño web que hacen referencia al tema de cada historia (formar una banda de hip hop, ir a una piscina, celebrar una fiesta de cumpleaños...).

Índice